58. Rematch

Razones para el rematch


Como lo vimos detalladamente en el capítulo “Rematch”, las razones para llegar a este punto crítico son varias: en general son problemas graves que no se ha llegado a solucionar. En Estados Unidos, se añaden dos circunstancias que pueden llevar a rematch aunque la HF y su au pair se lleven muy bien. La primera es una mudanza, ya que una de las normas que rige el trabajo de au pair es que ésta debe estar a menos de una hora conduciendo de donde vive su CC (coordinadora) durante toda su estancia en su HF.


Katleen (Polaca): “Cuando por la noche fui a hablar con mi host family, me dio la mala noticia de que se van a trasladar al estado de Nebraska, me explicaron que la agencia les había explicado que yo no podía ir con ellos. Mi HM me dijo que me ayudaría a encontrar a una nueva familia.

Otra causa puede ser que uno de los padres se quede en paro, entonces la agencia se compromete a encontrar otra HF para la au pair.

Buscando a otra HF


En Estados Unidos, en caso de rematch tienes quince días para encontrar otra HF, si no la encuentras en este tiempo, tienes que volver a tu país de origen pagando tú el billete de vuelta. Dependiendo del motivo del rematch, la au pair puede seguir estas dos semanas en casa de su HF o tiene que irse a casa de su CC. Ésta tiene obligación de alojarte durante este tiempo y ayudarte en todo lo posible en encontrar una nueva HF. Estas dos semanas pueden ser duras ya que existe la angustia de no encontrar otra HF y tener que volver a tu casa. Tienes que saber que hay muchas HF que prefieren elegir a una au pair que ya está en los Estados Unidos, con el permiso de conducir norteamericano, el número de seguridad social y el proceso de adaptación empezado.

Elena (Colombiana): Cuando se entra en rematch, generalmente, lo único que se siente es preocupación. La verdad este no fue mi caso porque yo me lo tomé como unas pequeñas vacaciones sin pago. Sabía que no me iba a devolver para Colombia pasara lo que pasara; o me quedaba de ilegal, me casaba o lo que fuera pero yo de aquí no me iba. Desde el mismo día en el que empecé mi rematch lo que hice fue buscar en Internet y mediante otras au pairs muchos correos de diferentes coordinadoras de agencias de au pairs, (sobre todo por donde vivía yo) y aunque sólo dos me respondieron, creo que hacer eso realmente vale la pena porque al fin y al cabo terminé yéndome para uno de los estados en los que quería estar. Estuve alrededor de 15 días durmiendo en el sofá de la coordinadora de la agencia con la que vine, y eso no me gustó; no es que haya sido muy bueno. El estrés que a ratos me daba por no encontrar HF, la sensación de sentirme arrimada en una casa en la que no estaba haciendo nada, el no trabajar, no ganar dinero por un par de semanas, etc. no son cosas que todo el mundo quiera vivir. En la otra cara de la moneda tuve la oportunidad de aprovechar mis últimos días en Chicago para conocer un poco más la ciudad, relajarme, dormir hasta las diez todos los días y darme unas vacaciones obligatorias. Tiempo para dormir en la casa de mis amigas, tomarme un par de vodkas, irme de rumba una noche, ir a la playa y hacer todo lo que no pude hacer mientras estaba trabajando, así que la verdad no fue tan malo, fueron algo así como vacaciones obligatorias. En esos días le hice un par de favores a la coordinadora y ella me preguntó si me quería ganar un par de dólares extra. Pues bueno, lo que tenía que hacer era limpiarle un par de ventanas, aspirar el piso, ayudarle con la ropa y un par de cosas más. Se supone que eso es ilegal pero no me quería quedar sentada dos semanas en mi ordenador haciendo nada y además le ayudé a limpiar la casa que bien desordenada sí que estaba. Además, estuve cumpliendo mi objetivo principal que es aprender inglés, porque la coordinadora tiene tres hijos con los que me la pasaba hablando mientras estaba en la casa. Los ahorros que tenía me los gasté dándome gusto en comida deliciosa. Lo único que me preocupó todo el tiempo era la gigante maleta que tenía después de comprar más de cinco pares de zapatos, cuatro chaquetas y diez blusas en dos meses. Me iba a tocar dejar unas cuantas cosas en Chicago. Ahora estoy en mi nueva HF y de momento estoy contenta.

La agencia


A lo largo de mis investigaciones, he recibido testimonios de au pairs que, estando ya en Estados Unidos, habían tenido problemas con su agencia, sea desde la falta de atención hasta abandono total de la au pair cuando tenía problemas. El papel de la CC es primordial y es su trabajo atenderte, sea para indicarte qué papeles necesitas para tal trámite o sacarte de una casa donde existe un grave problema con la HF.

Jana (Finlandesa) escribe: “Al final, las agencias creo que están más por las familias que por las au pair… porque las familias pagan mucho más dinero.” No creo que sea la razón principal, sino que como en todos los empleos, hay gente que se dedica realmente a lo que hace y otras personas que cuanto menos hacen, mejor se sienten. Si tienes alguna duda sobre la implicación de tu CC en ayudarte, procura contactar otra CC cercana, de la misma agencia, para que te ayude. O contacta directamente la persona más responsable de tu zona para esta agencia. La CC debe ayudarte en lo que sea. Es su trabajo.

La solidaridad entre au pairs


En caso de grave problemas, no olvides la solidaridad que existe entre au pairs, es increíble cómo pueden moverse montañas a través de un SOS lanzado en las redes sociales o entre amigas.

Sabrina (Argentina): “Resulta que a una de las chicas con las que suelo quedar pues la echaron de casa, así sin más. Hacía ya tiempo (relativamente porque llegó hace dos meses) que le ponían pegas a la chica y la trataban mal... así que el lunes se levantó y le dijeron: hoy no trabajas que la coordinadora viene a las 11:00. Total, que delante de la coordinadora todo muy bien, que se podía quedar allí hasta encontrar una familia, etc. Pero en cuanto ésta se fue le pidieron las llaves de casa y el móvil y la echaron de casa. Total que a todo esto la coordinadora tenía otra au pair en casa por lo que le dijo: “tienes que encontrar sitio dónde vivir hasta el viernes”. Yo al enterarme le pregunté a mi host mum si se podía venir a dormir una noche, era arriesgarme ya que no llevo aquí ni un mes y sólo hago que pedir, jajaja... total que me dijo que sí, pero que llamaría a la coordinadora porque eso no podía ser, la responsabilidad es de la agencia de procurar no vernos en la calle, no de otras familias... y me empezó a decir que las familias pagan el suficiente dinero a la agencia como para que tomen más medidas, pero ya sabemos todas cómo son estas cosas ¿verdad? La agencia es un asco y más vale que no te pase nada porque si no nadie vela por ti. Por la mañana vino la coordinadora a buscar a la au pair porque al hablar con mi host mum pues decidió que la venía a buscar. Así que a las 10:30 se fueron. Ese mismo día llamó la familia de la chica (la que la echó el día anterior) a la coordinadora diciendo que habían visto a la chica en la parada del autobús esperando por los niños y que estaba loca que les podía hacer algo a los niños... En fin que la gente es mala, mentirosa y loca...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...