53. El training

El training, que podríamos traducir por “formación”, es un conjunto de clases y consejos que recibirás durante cuatro días al llegar a Estados Unidos, tendrá lugar en New York, Seattle o Washington dependiendo de la agencia. Las agencias reúnen a unas 200 au pairs en un hotel, las reparten en grupos y les imparten clases generales y luego más concretas según la edad de sus HK. Son muchas clases, las opiniones son diversas, a algunas au pairs les encantan, otras se aburren. Al terminar la formación se organiza un “tour” de unas horas para visitar los alrededores. Luego cada una se va hacia su HF y empieza su gran aventura.


¿Qué vas a estudiar?


Durante estos cuatro días vas a recibir muchísima información, habrá cosas que ya sabes, otras que no tenías ni idea, en algunas clases te van a dar trucos que te serán muy útiles, en otras te aburrirás… Sea cual sea tu experiencia en el cuidado de bebés o/y niños, procura estar atenta y si participas, las horas se te harán más cortas.

Los temas que se tratan son:

·        Job as an au pair
·        American Culture
·        Academy schedules and rules
·        Biblioteca au pair (donde puedes coger revista y material relacionado con el cuidado de niños)
·        Safe, keeping the children
·        Job responsabilities
·        Employer or Family member?
·        Building a good relationship with the family
·        Your Community Conselor (tendrá que contactar contigo durante las dos primeras semanas de tu estancia e irá a visitarte a casa. Será la persona a la que tendrás que acudir si hay algún problema y organiza eventos todos los meses para las au pairs)
·        Holidays in America
·        American Education (División en grupos dependiendo de las edades de los niños a los que vais a cuidar. Grupos por edades: 0-3 años 4-6 años 6 y más. Si cuidas a niños de diferentes edades te puedes meter este día en un grupo de edad y al día siguiente en otro, así tendrás unas nociones básicas de todas las edades. Tendrás que hacer un trabajo en grupo sobre "Developmental Milestones" que podréis presentar de forma voluntario y buscar una actividad para hacer con niños de esa edad.)
·        Daily Diary (se trata del libro verde que te dan a la llegada, te explicarán cómo puedes usarlo. En él puedes estar en contacto con la familia de alguna manera, ya que puedes ir anotando las rutinas de los niños. Es útil las primeras semanas, cuando la HF te da un montón de información sobre cómo funciona las cosas, lo que pueden o no pueden comer los HK, etc.)
·        Primeros Auxilios (CPR) (dividen a las au pairs una vez más en grupos, 18 personas, y os llevarán a diferentes salas donde habrá un especialista en la labor que os explicará todo lo relacionado con este tema. A través de un vídeo os irán explicando cómo actuar en caso de parada respiratoria, número de emergencia de los EEUU (911). Tendrás la posibilidad de llevar todo eso a la práctica con los maniquís. Te enseñarán también cómo colocar una venda cuando el brazo se rompe, cómo actuar ante una reacción alérgica...)
·        Repaso de todo lo que has aprendido y te darán un papelito con un resumen y números de teléfono importantes para ponerlo siempre en el bolso en caso de alguna urgencia. Te dirán además de que aproveches el primer fin de semana con la familia para preguntarles si los niños tienen alguna alergia o dónde poder localizar un botiquín en la casa.
·        "Training Infant Specialized"(Estas au pairs se quedarán un día más que las demás en el hotel ya que necesitan una formación más extensa para atender recién nacidos y bebés.)
·        Comportamiento y disciplina (Tocarán temas como ¿qué hacer cuando un bebé llora? y todas las que no cuidan bebés se preguntan: “¿por qué tenemos que escuchar también ese tipo de cosas?” No tardaron mucho en aclarar ese tema ya que... ¿Qué pasa si la familia decide tener un nuevo miembro durante tu estancia?)
·        Positive Discipline (En los Estados Unidos la educación de los niños se basa en una disciplina positiva que consiste en valorar el comportamiento de los niños cuando hacen algo bien. Las típicas frases de “God job! I am very proud!”.)
·        Cómo actuar ante un berrinche, cómo cuidar de gemelos, trillizos...
·        Convivencia con la anterior au pair en el caso de que la Host Family haya decidido que se quede un poco más para enseñarte.
·        Safety, the most important part of your job (Cómo actuar si hay fuego, si hay piscina en casa, conduciendo con los niños... Una de las mayores razones por las que las au pair hacen rematch es por dejar a los niños solos dentro del coche.)
·        Stranger = Danger
·        Publicar fotos o datos personales de la familia en Internet sin su consentimiento
·        Teléfono (Cómo te vas a organizar para tener un número. Estar en contacto con la familia. Normalmente las HF te dan pagan el teléfono, porque claro si pasa algo e imagínate que tú no tienes saldo...)
·        Drinking, Drugs and Smoking
·        Homesickness (¿Cómo combatirlo?)
·        Meeting your Host Family (Consejos de cómo saludarlos, situaciones que se pueden dar, saludando a los niños, etc.)

Organización del training


El training se organiza alrededor de las numerosas clases que vas a recibir, pero no se trata de que estés encerrada todo el día en el hotel, hay una vida fuera de las clases.

Fernanda (Brasileña): “Apenas llegamos al hotel nos dieron una introducción de bienvenida. Nos dieron nuestras habitaciones y la gran mayoría caímos muertas en nuestras camas. Los días son así: para el desayuno tienes tiempo de 6:30 a 8. Yo me levantaba más temprano para ir a las computadoras del hotel porque en otro momento es imposible hacerlo. Las clases arrancaban a las 8. Y la verdad es que las clases no se me hicieron pesadas. Son cosas básicas sobre cuidado de niños y además siempre hacían algún juego o algo didáctico para hacerlo un poco más entretenido. Teníamos descansos de 20 minutos y había mesas para prepararte tu café Starbucks a todo momento, así que creo que nunca tomé más café en mi vida. El almuerzo por lo general era a las 12 o 12:30. La comida me pareció muy bien. No comí nada que no me agradara, pero siempre mejor llegar temprano porque todas se vuelven locas a la hora de la comida. Y el almuerzo es también un buen momento para sociabilizar. Las clases terminaban a las 5, excepto el primer día que fuimos al tour de New York.

Loli (Suiza): “El horario de clases es de 8:15 am a 5, 6 u 8 dependiendo del día, no es difícil asistir, la verdad es que todo es nuevo y emocionante y levantarte temprano no es tan difícil, la asistencia es obligatoria, y hay dos recesos más el almuerzo. El jueves es el paseo a New York, la verdad es súper rápido y casi no te da tiempo de ver, jajaja, ¡pero es divertido! Les recomiendo hacer el paseo del Rockefeller, ¡es impresionante! cuesta 15 USD más. Afuera hay un mercado y pueden comprar chucherías o comida.

El hotel, la comida


Al llegar al hotel, unas chicas organizadoras reciben a todas las au pairs y se asignan las habitaciones.

Luisa (Mexicana): “Se montan en el autobús y comienza el viaje como de una hora hacia la escuela, llegan y los recibe una de las cuatro chicas organizadoras y les dice donde guardar su maleta, les asignan sus habitaciones y en que dormitorio estarán, son tres, el mío fue "la salle" muy bonito, al parecer el más nuevo. Las habitaciones son compartidas entre cuatro personas, son dos literas, en mi caso las mexicanas llegamos de primeras y elegimos donde quisimos, y al día siguiente llegaron las otras dos chicas y tuvieron que agarrar la cama que quedaba. No imaginen aire acondicionado ni nada, eso es sólo en los salones de clase, en los cuartos hay ventiladores, y dos literas con dos escritorios y dos armarios. Hay una sala común entre las habitaciones, hay teléfono para recibir llamadas, y el baño común de mujeres y el otro de hombres.

Ann (Austriaca): “Las habitaciones se comparten con otras chicas au pairs, normalmente de otra nacionalidad para que vayáis practicando inglés. En mi caso coincidí con una chica alemana y otra de República Checa.

Carla (Italiana): “Las habitaciones, por lo general, tienen dos camas y una tercera supletoria, aunque también había dormitorios que no tenían la cama supletoria. El primer día te dirán que tendréis que rotar, sobre todo lo hacen para que no duerma siempre la misma en la cama supletoria (no os preocupéis las sábanas se cambian diariamente). Yo llegué la última el primer día y me tocó en la cama supletoria y no es incómoda pero tiene una manta muy fina y pasé mucho frío. Así que al día siguiente me tocó en una cama grande con su nórdico y esta vez sí dormí calentita. Mis compañeras como no querían dormir en la cama pequeña compartieron una grande.

La comida norteamericana no suele ser famosa por su excelencia, pero con un poco de ganas (y hambre)  se come de todo. Lo que sí les gusta a casi todas es el café Starbucks.

Zoila (Hondureña): “La comida es mala, no incomible, pero casi. Desayuno: cereal, leche, bagels, queso crema, mermelada, queso, naranjas, manzanas o cambur, café, jugo de naranja. Tú eliges lo que te provoque. Almuerzo: ¡horrible! jajajaja un día fue salchichas, horrible, puedes escapar con las ensaladas, otro día fue quesadilla que estaba mejor, y otro pasta con albóndiga, etc. Hay torta o pudin de chocolate de postre y refresco de bebida. Cena: hamburguesa y cosas así…

Silvia (Española): “¡Ay! La comida, dos palabras: un asco. Hay una barra de verduras sin sabor y después una especie de carne, fideos o cosas así, sin sabor tampoco para almuerzo y cena. Para el desayuno hay cosas americanas, leche, cereales, jugo, café, chocolate y esas cosas, pero nada es muy rico.

Cristina (Española): “Lo único bueno del hotel, aparte de que es muy bonito... hay piscina, Starbucks... es la comida: Burritos, tacos, baggles, hamburguesa, pasta, pizza... brownies... todos los vasos de Starbucks que quieras... ¡Oh la la! Y claro, como tienes sueño, te aburres y tienes frío ¡comes!

Françoise (Belga): “La comida: podría ser peor, los desayunos eran lo peor, los almuerzos eran buenos para mi gusto, y lo mejor café de Starbucks siempre disponible para nosotros ¡¡gratis!! Eso sinceramente, fue lo que permitió que no nos durmiéramos.

El “tour”


Cuando han terminado las clases, se organiza el “tour”, todas las au pairs están llenas de expectativas, sobre todo cuando es la primera vez que están en Estados Unidos, a algunas les encanta el tour, a otras no tanto.

Rachel (Finlandesa): “Y pues bueno… queda claro que el único día divertido es el jueves que es el viaje a New York. Ese día es genial... aunque la mayoría del tiempo te la pasas arriba del bus con el guía hable y hable y tú con cara de “no me importa... ¡¡yo lo que quiero es bajar!!”. Pero al final te vienen dando dos horas y media para que vagues por la ciudad… pero obviamente no es tiempo suficiente. En fin… conoces Time Square que es lo importante.

Nicole (Alemana): “¿Sobre el tour? Sé que lo que voy a decir lo que todo el mundo, y como yo, no haréis caso a lo que os digan. Pero si vais a vivir cerca de New York, no lo hagáis. No tienes tiempo de nada, te bajan del bus, haces una foto y arriba otra vez.

Isabel (Dominicana): “Hay un tour, 44 USD en autobús, dos horas te recorren todo NYC, y es lo típico que te dan tiempo para hacerte una foto y subir al bus otra vez... El tour está bien, no está genial contando con que no te puedes bajar del bus cuando quieras..., y ver NYC desde una ventanilla sentada, definitivamente, no es lo mismo que si vas por tu cuenta, pero contando que sólo tienes dos horas y te recorren todos los sitios turísticos, y luego te dejan tiempo para andar a tu aire por Times Square. Pues eso, está bien y más para mí que era la primera vez que visitaba esta ciudad.

Ginny (Sueca): “El Tour a Nueva York cuesta 44 USD: tour a New York para aquellas chicas que lo han comprado. Básicamente es un recorrido en autobús por la ciudad con un guía que os explicará un poco de la historia de New York y os dejarán bajar en varios puntos de la ciudad para tomar fotos y comprar algo de comer. Tardamos mucho en llegar por el tráfico, nos dejarán en la avenida 34 y de ahí caminamos hasta Times Square. Pudimos disfrutar de 3 horas y media recorriendo las tiendas, haciendo fotos, comiendo nuestro primer Hot Dog americano, regateando en los puestos por la camiseta I love NY (bueno en realidad yo no la compré)... Y a la vuelta pudimos ver desde el bus New York iluminado, yo creo que es la mejor parte de esta ciudad.

Ya empiezan las anécdotas…

Anne-Laure (Francesa): “Nos subimos en un bus que tenía más años que la tana. Y, un tráfico del hotel (que está en New Jersey) hasta New York flipante, por fin llegamos a un peaje que hay justo antes de entrar en la ciudad y en esto que el bus se cala, bueno no pasa nada. El conductor intenta arrancar, una vez, otra... otra... el autobús que no se movía... pero es que ni un poquito... Pues allí, en mitad de la autovía una hora esperando a que viniera la grúa y otro autobús. Cuando por fin llego la grúa nos remolcó, con la policía escoltándonos (todo muy de película) hasta que nos cambiamos a un mini bus. Llegamos a Nueva York como 2 horas más tarde, pero en conductor nos dijo que había hablando con la jefa de la agencia y que nos podíamos quedar por la ciudad de ¡8 a 11! Recorrimos todo Broadway, Times Square, fuimos a ver el Empire State, el Madison Square Garden... con la boca abierta todo el recorrido, y no defrauda, es tal cual aparece en las pelis. Tengo que volver.

Amigas de todo el mundo


Durante estos días que compartes con unas doscientas au pairs vas a conocer a chicas (y algún que otro chico) de todo el mundo, desde japonesa hasta brasileñas. Claro está que cada una tiende a reunirse con las que hablan su mismo idioma, pero no te quedes cortada y ya verás cómo pronto tienes amigas de todas las partes de mundo.

Karyn (Noruega): “Se conoce muchísima gente, de todos lados, todas son muy buenas y todas están ahí para hacer nuevos amigos, así que la pasamos muy bien, hablamos mucho y compartimos cosas. La pase muy bien, conocí muchas chicas de todos lados y disfrute bastante con ellas.

Melisa (Española): “¿Cuántos países están representados en la sala? ¡En mi caso fueron au pairs de 21 países diferentes! En representación de España éramos sólo 15. Los países con más au pair fueron Brasil con casi 30 chicas y Sudáfrica. Solamente había dos chicos de 105 au pairs.

Julia (Española): “He conocido gente de todas partes del mundo... Eso sí, las alemanas nos invaden ¡jajaja, no es broma! En un recuento de las au pairs éramos unas 200 de las cuales 100 eran alemanas, 3 españolas, 2 costarriqueñas, unas 10 francesas, un buen numero de mexicanas, 3 suizas, 2 sudafricanas, etc. pero como veis, Alemania nos ganó por goleada. La profesora iba diciendo países y nos íbamos levantando de la silla. ¡El hotel sufrió un terremoto cuando las alemanas se levantaron! Pero bueno tanta diversidad me ha abierto los ojos. Hay diferencias muchas... pero al final todas estábamos allí con un mismo fin, y riéndonos de las mismas cosas, contando más o menos las mismas ilusiones... A veces nos obcecamos en nuestros problemas y nos centramos en nuestro pequeño pueblo y cuando te juntas con tanta gente y tan diversa te das cuenta de lo grande que es todo y que mejor aprovecharlo... Así que me relacioné con todos... Italianas con la que pude practicar el italiano, pero no me dejaban mucho porque también sabían español, muchas de las alemanas también hablaban español... con mi afán de poder hablar inglés me junté un día con las francesas, que hablaban español... y madre mía que les pasa a todas con el idioma. Pero la verdad... al final se acabó hablando español en mi grupo también. Nos juntamos: 2 costarriqueñas, 2 colombianas, 3 españolas, y una italiana que hablaba español...

Opiniones


Las opiniones sobre el training son, en general, muy positivas, no tanto por las clases sino por el ambiente multicultural que se siente entre tantas nacionalidades diferentes, es como un paréntesis antes de empezar realmente tu trabajo de au pair. Disfruta cada momento.

Fini (Costarriqueña): “Sé que muchas chicas se quejan del training, pero yo la pasé súper bien. No sean cerradas, ni prejuiciosas, conoces muchísima gente y hay de todo, como en todos lados. Compartí el cuarto con dos chicas que viven también en mi área. El martes es el tour por New York, aburridísimo, mucha charla del guía y poco de recorrer. Te llevan a ver la estatua de la Libertad (de lejísimos), a comer a un muelle al lado del puente de Brooklyn (muy lindo), y una hora libre en Times Square.

Janet (Hondureña): “Los días en la academia fueron muy buenos, realmente. La pasé muy bien y es una gran oportunidad de hacer nuevos amigos que podemos ir a visitar durante nuestro año. Estás todo el tiempo rodeada de gente nueva y aunque no hay mucho tiempo para hacer demasiado fuera de las clases, conoces gente todo el tiempo. Nosotras en total éramos 111 au pairs (dos chicos entre nosotras). La experiencia del training es increíble, en serio. No sé tampoco si quiero contar demasiados detalles porque es mejor sorprenderse en este sentido, pero sí puedo dar algunos consejos: no pierdas ni un segundo de tiempo, aprovecha y esas horas que tienes libre intenta arreglar con el resto de las chicas para tomarse el transporte a New York o ir al mall que está cerca del hotel. Disfruta cada momento, participa y no tengas vergüenza de hacer preguntas o empezar una conversación con alguien porque es algo único. Ah, también te dan una tarjeta de descuento para Starbucks que ni usé porque lo teníamos gratis en el desayuno y durante todo el día entre clases.

Sophie (Belga): “Los cuatro primeros días, desde el lunes hasta el jueves por la mañana lo pasamos en el hotel en el training. Resumen rápido de estos días: la gente tiende a juntarse con gente de su país, había una cantidad enorme de brasileñas y alemanas, las clases son muy aburridas, hace bastante frío en las clases debido al aire acondicionado al que tan aficionados están los americanos, las habitaciones tienen tres camas (una supletoria y dos grandes) y os puedo asegurar que menos mal que nos rotábamos porque la supletoria era un suplicio, la comida no está mal pero poco pude comer que no fuera picante (con la comida picante, ¡qué mal lo estoy pasando!). Por otro lado, lo mejor de todo fue poder estar con las chicas, disfrutar de nuestro tiempo libre en la piscina, yendo al mall e incluso el tour que hicimos por nuestra cuenta en New York. Tardamos mucho en llegar porque había una cantidad de tráfico infernal, pero nos dio tiempo de ir a Times Square y al Brooklyn Bridge.

Angèle (Suiza): “Todo el mundo decía que el training resulta muy aburrido, pero no dicen que también te lo puedes pasar muy bien. Desde el primer día hasta el último pasando buenos momentos con el resto de chicas, de cachondeo con los camareros, las tardes en el mall y las noches dando vueltas por Stamford. Esos días me hice políglota. El momento de la despedida fue muy emotivo. En cuatro días nos cogimos mucho cariño.

Final del training


El training ha llegado a su fin, por una parte estás muy contenta de terminar con tantas clases, por otra sientes este nudo en el estómago porque las amigas que te acabas de hacer se van cada una por su lado. Y empiezan los nervios de conocer “de verdad” a tu HF.

Si tu HF vive cerca entonces te vienen a buscar directamente al hotel.

Tricia (Noruega): “El último día del Training es un día especial. Una mezcla de sentimientos entre querer que se acabe ya de una vez y no querer que se acabe nunca. Las chicas que se tienen que ir en avión aún les queda tiempo para ir haciéndose a la idea, para a las que nos fueron a buscar al hotel ya no nos quedaba más remedio que ir descontando minutos. La familia llega al hotel y les reciben en esta mesa donde darán sus datos y el nombre de la chica que vienen a buscar. La representante au pair llama con su Walkie Talkie con la responsable que está en la sala. Suena el Walkie Talkie arriba y a todas se nos pone un auténtico nudo en el estómago. "(Nombre de la au pair) your family is here!", aplaudimos en la sala y nos despedimos si han sido chicas cercanas. Bajas por las escaleras mecánicas hacia el lobby como si fueras Rose en el Titanic mientras tu familia te ve. No sabes cómo saludar a tu HF. ¿Un abrazo? ¿Darles la mano? ¿Dos besos? Si han traído a los niños. ¿Cómo actuar con ellos? Recoges tu maleta y te marchas. ¡Comienza tu aventura como au pair!

Si tu HF vive en otro estado, entonces te toca coger un autobús o un avión para reunirte con ellos.

Donna (Polaca): “Cuando terminó el training, nos llevaron al aeropuerto, me despedí de las chicas que más me gustaban y me fui hacia mi destino… Empezaba otra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...