30. Momentos preciosos con los niños


Habrá momentos en que tus HK te vuelvan loca, en que estés a punto de explotar y de volver a tu país porque ya no los aguantas… Pero habrá también momentos en que te derretirás ante tanta ternura, tanta inocencia y tanto amor…


Cuando tu HK te muestra su cariño


Los niños muestran con mucha evidencia tanto su enfado como su amor, sabiendo que pueden pasar de un sentimiento al otro extremo en menos de dos minutos, disfruta de estos momentos de cariño y dulzura.

Céline (Francesa, au pair en España): “Por la tarde les puse la película de "Tiana y el Sapo" porque de vez en cuando la niña también disfruta viendo películas de princesas, ya que sus padres sólo les ponen películas tipo Cars y a ella le encanta ser princesa... Total que al acabar la película se dedicaron a besuquearme para ver si me convertía en princesa ¡o sapo! pero finalmente fui princesa, jajajaja.

Noelia (Chilena, au pair en Estados Unidos): Hace poco, por ejemplo, tuve una conversación muy graciosa con el grande, de cuatro años, mientras paseábamos los dos solos: me decía que nunca habíamos paseado así y que le encantaba. Me explicó por qué le encantaba que no estuviera su hermano ("porque se para cada dos por tres para recoger frambuesas y es un pesado"), su madre ("porque no me quiere llevar en brazos") y su padre ("porque me va a decir que hago esto mal, o lo otro..."). El grande nunca deja de sorprenderme: tiene cuatro años pero tiene la mente de un niño de seis o siete. Es ultra inteligente. Utiliza expresiones, y tiene unas reflexiones muy maduras... No deja de ser un niño, pero a veces precisamente se me olvida... Antes de ayer, por ejemplo, mientras me hacía la maleta para irme de viaje, me ayudaba añadiendo cosas que consideraba útiles... Como una foto de mi madre y mía, que metió en la maleta diciendo "¡por si la echas de menos, es imprescindible que te lleves esta foto!". Le dije que necesitaría también una foto de él, y cuando llegué a mi destino de vacaciones vi que en un bolsillo de la maleta había una foto suya. El genio había robado una foto de un álbum y la había metido en un bolsillo de mi maleta...Lo amo.

Nina (Belga, au pair en Portugal): “También tuve un buen momento esta semana, la mayor aprendió a escribir mi nombre, y ahora lo escribe por todos lados. ¡Qué orgullo!

Cuando tu HK te dice que te quiere


Los niños pequeños no mienten sobre sus sentimientos, si te dicen que te quieren, es porque es lo que sienten en sus pequeños corazones. Eres importante para tu HK, que lo sepas.

Odilia (Mexicana, au pair en Canadá): Patty por su parte sigue igual de adorable e igual de princesa, la semana pasada tuvo un par de días que estaba un poco reticente, pero en seguida se le pasó, y cuando menos te lo esperas se te echa a los brazos o te da un abrazo y te dice lo mucho que te quiere, y claro, ahí te la quieres comer, y lo intentas y le da la risa, y te da más abrazos, y tú te la intentas comer más y entras en círculo vicioso del que no sales hasta que acabas muerta tirada por el suelo cual despojo humano, porque claro, una tiene ya una edad y se nota, se nota...

Alicia (Inglesa, au pair en Francia): “Hoy ha sido el primer día que la pequeña me ha dicho que me quiere. ¡Qué tierna!
Mary Anne (Norteamericana, au pair en Bélgica): “El momento que se lleva la palma fue ayer, haciendo collares en la hierba con mi niño grande mientras el pequeño dormía... Antes de nada debo decir que el grande es el más difícil: no es nada cariñoso y nunca he oído decir cosas especialmente bonitas ni a sus padres. Pues bien, tuvimos una conversación en la que me preguntó si iba a volver cuando me fuera a mi país. Yo le dije que me gustaría, pero que no lo sabía, a lo que él respondió que podría ayudarme a buscar el mejor avión de todos. Yo le dije que sería genial, y que por qué me preguntaba eso. Y entonces él me contestó, con su vocecilla y su cara de "¡qué preguntas me haces! ¡porque te quiero!). Ahí me dieron ganas de estrujarlo a besos. Le dije que yo también le quería mucho... Mientras recordaba cuando hablaba con mi novio de los hombres que me podría encontrar en este viaje. Yo le había dicho: "los únicos que me van a enamorar ahí van a ser mis niños". Llevaba completa razón. La vida es bella, y con ellos más.

Marga (Alemana, au pair en Irlanda): No han faltado las conversaciones amorosas con mis niños, que ya se abren a mí y me piden que me quede, que vuelva cuando me vaya a mi casa, me dicen que me quieren, que les cuente historias por las noches aunque su madre esté en casa... Es cierto que, como todos los niños, son bastante bipolares, y hay días y días, pero es un placer sentirse querida por dos monstruitos que me tienen encandilada. Cuidan de mí, se preocupan, pasan tiempo conmigo, piden tiempo conmigo. Y eso es un placer.

Cuando tu HK se quiere casar contigo


Hasta cierta edad, los niños se quieren casar con su madre y las niñas con su padre, es el conocido complejo de Edipo. ¡Pero resulta que a veces los niños se quieren casar con su au pair! No te burles de un pequeñín que viene a pedirte que seas su esposa hasta que la muerte os separe. Los sentimientos de los más pequeños son importantes y le podrías hacer daño. Le puedes explicar que eres mucho más mayor que él, que le quieres mucho pero que pronto encontrará la novia que le conviene…

Estaba jugando con mis niños en la sala de juegos, viene mi HK mayor, me da una cajita y me dice que la abra. Dentro había dos anillos de juguete. Le pregunto para qué son y me dice: “para nuestra boda”…. ¡¡¡y sólo tiene cuatro años!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...