11. Haciendo maletas


Normas medidas y peso


Las compañías aéreas son muy estrictas con las maletas que puede llevar cada viajero, hay medidas que respetar y pesos que no se pueden exceder. Recomiendo que imprimas las medidas y los pesos aceptados por tu compañía y lleves la hoja contigo el día del embarque, por si acaso en la página web o en la agencia indicaban un peso y en el momento del viaje te dicen otro. De la misma manera, siempre es mejor pecar de cuidadosa y no hay ningún problema en llevar un metro de costurera para estar segurísima de las medidas a la hora de comprar una nueva maleta, algunas maletas “para la cabina” no tienen las medidas aceptadas. Pasarse de unos centímetros o de un kilo o dos pueden costar muy caro…


Mathilde (Francesa, au pair en Estados Unidos): “Preparación del equipaje: ¡¡horrible!! Toda mi vida en maletas...tenía pensado llevarme una grande para facturarla y después una de mano, pero imposible...la grande no podía pasar de 32Kg y la de mano de 8kg... y me pesaban una 33.5 y 14 la otra, así que cambié la pequeña por una más mediana y repartí el peso entre las dos. Total, al final pesaban unos 22kg cada una. Llegué al aeropuerto sobre las 18:00 y me dispuse a facturar... ¡zasca! Primera movida del día... sablazo monumental (cuando digo monumental, es muy monumental) por llevar una maleta de más, ya que en mi billete sólo incluía una y porque las dos pasaban de 20kg...

Nina (Portuguesa, au pair en Alemania): “De tanto meter y sacar en el último momento mi maleta pesaba tres  kilos de más y me cobraron cincuenta euros, todo el dinero que llevaba encima, casi me da algo.

Elegir lo imprescindible ¿es posible?


¡Qué difícil es elegir lo imprescindible! Ante todo recuerda que ningún bien material es imprescindible… vale, si no te convence, piensa que adónde vas hay tiendas. Aparte de todo lo que no puedes dejar atrás, piensa en unos buenos zapatos para andar, tus medicinas, gafas de recambio por si se rompen/pierden las que llevas y tu peluche favorito, al menos que sea un oso de dos metros por dos. ¿Un peluche? Pues sí, porque por muy adulta que vayas a ser, tendrás momentos en que tu peluche “de toda la vida” te eche una mano…

Espero que estos testimonios te ayuden a preparar tu(s) maleta(s).

Valérie (Suiza, au pair en México): “La maleta está siendo una fuente de agobio y ansiedad, jajaja, ya que sólo puedo llevar una de 20 kg, y claro: ¿cómo metes tu vida en una maleta? Me costó días llegar a la respuesta: no hay que llevarse la vida, jajaja. Simplemente he de llevar cosas indispensables, y allí me iré comprando todo lo demás.

Inma (Española, au pair en Irlanda): “Partiendo de la base de que no nos vamos a vivir en medio de la selva amazónica, y que vayamos donde vayamos, siempre podremos ir a comprar unos calcetines si nos hace falta, debemos llevarnos las cosas básicas y las más funcionales, ya habrá tiempo para comprar más cosas en nuestro destino.

Jeanne (Francesa, au pair en Estados Unidos): “Debemos evitarlo, que los "porsiacasos" cuando te vas un año entero de tu vida suelen ser más numerosos que si sólo vas quince días. En la maleta no ha de haber sitio para ropa de verano si nos vamos en pleno invierno, no ha de haber secadores o similares si ya nos han dicho que en nuestra nueva casa ya tienen, o una cantidad indecente de maquillaje para el año entero "por si en pleno Londres/Nueva York/Berlín no venden.

Lili (Sueca, au pair en Portugal): “Empiezas con lo "imprescindible" que por algo recibe ese nombre... pero ahí llega el problema, todo te parece imprescindible, porque claro, te vas tres meses y eso ahora te parece mucho tiempo y vete tú a saber qué puede pasar... así que metes pijamas para cinco tipos de temperaturas, aquel jersey/camiseta que nunca te pones pero que oye sería muy útil si tienes que hacer no sé qué, uy este libro que lleva 34872893 años en la estantería de mi casa quizá me apetezca leérmelo, un par de calcetines, y otro, y otro, y otro más... que al final acabas metiendo tantos calcetines que tendrías suficientes para toda tu estancia sin necesidad de lavarlos... en esas llega tu madre y ve que la maleta va camino de alcanzar la altura de la Torre Eiffel por lo que decide que procede darte un par de consejos ya que si por ti fueras meterías en la maleta hasta al gato. Tras replantearte que quizá haciendo así la maleta no vaya muy bien la cosa, sacas esas cosas "imprescindibles" y empiezas a meter las imprescindibles de verdad.

Lisaya (Mexicana, au pair en Estados Unidos): “Tenía como 18 pares de zapatos para empacar, pero sólo decidí traer seis, baletas que estaban nuevas, unos zapatos altos por si acaso una fiesta, unos converse y unas chanclas de playa que la verdad son las únicas que uso. Sólo traje cuatro jeans, cuatro shorts, unos vestidos, pijamas largas para ser muy decente con mi host family, muchas camisillas y camisetas de las cuales sólo he usado cuatro ó cinco, la ropa interior, vestidos de baño, maquillaje y bueno, con respecto a las cosas personales, traje lo necesario, cremas limpiadoras y desmaquilladoras, crema dental, crema de cuerpo, toallas higiénicas y protectores (sólo lo que iba a utilizar para el primer mes) y champú, acondicionador y crema de peinar en unos botecitos chiquitos que en realidad sólo he usado una vez. Empaqué fotos de mi familia para poner en portarretratos, libros para usar con las niñas, traje también una toalla, aunque mi familia me dio dos, yo uso mucho la mía.

Asunción (Española, au pair en Alemania): “Yo que me decía a mi misma: "total no te tienes que llevar mucha cosa, te cabrá de sobras..." ¡y una porra! Mi habitación hecha un completo caos, ropa por todos lados, una primera selección de ropa y luego una segunda sacrificando muchas cosas... en fin, me tendré que ir de compras en EEUU... ¡qué remedio! jajajaja. Al final he conseguido hacer algo que se asemeja al resultado final... ¡menos ya no me puedo llevar jajajaja!

Sonia (Argentina, au pair en Estados Unidos): “Mi primera y única idea es llevarme una maleta grande, la cual pienso facturar, y como equipaje de mano un trolley y una shopping bag (adoro los bolsos grandes). Pero claro, ¿Cómo metes toda tu vida en dos maletas? Simplemente no puedes. La selección es tal que me he llegado a plantear hacer una mini mudanza con dos cajas de 10 kg. Sólo de pensar que tengo que meter todo mi maquillaje (y la verdad es que es mucho, tanto que me ocupa un estante en la estantería) y mis sneakers en una maleta junto con mi ropa... Buff tengo que hacer una selección, cosa que me niego, pero no hay otro remedio. No vale la pena gastarse tanto dinero en mandar dos cajas de 10 kg cuando en Estados Unidos me voy a pasar todos los fines de semana de compras. Solución, llenar la maleta grande con ropa para una semana y el trolley con los regalos y la ropa necesaria para el training. En cuanto llegue el primer fin de semana libre y con el dinero de mi primer cobro me voy directa a hacer un recorrido por las tiendas de New York.

Comprobar varias veces el peso


Comprueba varias veces el peso de tus maletas y al ser posible en varias basculas, una pequeña diferencia de peso puede costarte caro en el momento del check-in en el aeropuerto.

Marta: (Venezolana, au pair en Italia): “Cuando me tocó pasar al check in le dije al señor que por favor pesara mi maleta, yo creía que tenía unos 22 kilos (o menos) y me la devolvió por sobrepeso…. Decía que había 28 kilos. Le saqué algunas cosas, me quedé sin champú, crema de manos, zapatos y la volví a pesar... pero tampoco funcionó. Me tocó seguir sacando cosas de la maleta... y tampoco llegué al peso necesario, pero le hice caritas a la niña de la aerolínea y me vio tan embalada que me la dejó pasar con 24.7Kilos.

Donna (Noruega, au pair en Canadá): “La maleta pesaba más de 20 Kg y me hicieron de sacar cosas de ella o tenía que pagar 24 €. Imagínate la escena de abrir la pedazo de maleta y en una bolsa a parte metiendo las cosas de las cuales me tenía que deshacer, por supuesto, menos mal que mi madre estaba allí...


► GRACIAS POR TU COMENTARIO, 100% AU PAIR ES TU VOZ ◄ 

2 comentarios:

  1. Cindy16/2/16

    Jooo el tema de las maletas, chungo, para irte y para volver.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/7/16

    Pues a mí me cobraron demás cuando salí de Colombia y cuando salí de Alemania, será que no había pesado bien mis maletas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...